Páginas vistas en total

jueves, 16 de febrero de 2017

Ella me hablaba

Ella me hablaba, se la veía contenta, me contaba sus cosas como si tuviera confianza conmigo. Yo no lo entendía, siempre me gustó esa mujer y me quedaba sin palabras a su lado. Era inalcanzable para mí, podría estar con quien quisiera y ahora, aunque solo fuera eso, me hablaba.

Sin saber por qué, interrumpí su conversación.

-Quiero que sepas que te quiero -estaba aterrado, por haberme atrevido a pronunciar lo que estaba en mi pensamiento.

Ella, como no podía ser de otra manera, se calló y se puso sería. Quién me mandaría a mí estropearlo todo, pensé, si ya con que me hablase, me sentía feliz. Solo se me ocurrió disculparme.

-Lo siento, no debí de habérterlo dicho. ¿Te ha molestado, verdad?

-Para nada me ha molestado, lo que pensaba es que pasabas de mí, me ha gustado y mucho que me lo dijeras -me respondió y sonrió con unos ojos que le brillaban como nunca le había visto.

Todo mi interior se llenó de alegría, sólo quería gritar que la quería.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada