Páginas vistas en total

viernes, 16 de diciembre de 2016

Me aburro

Él ese día estaba tenso, pensaba decirle a ella que la quería, pero sus palabras no salían y permanecía en silencio.

Ella después de un tiempo sin que dijeran nada, interrumpió ese silencio.

-Me aburro.

-Lo siento... -le respondió él, lo había estropeado por ser tan aburrido, cómo se le ocurrió pensar, que una mujer como ella, abierta, divertida, espontánea, se iba a fijar en alguien como él, que tanto le costaba expresar sus sentimientos.

-No lo sientas, porque te quiero.

-¿Qué me quieres? -dijo sorprendido, cómo podía ser si se aburría con él.

-Contigo me divierto, me río por cualquier cosa, siempre estoy a gusto a tu lado y hasta cuando no hablamos y me aburro, me siento feliz si estás junto a mí.

Él miró sus ojos que brillaban de una manera especial, quizás hasta con medio de que la rechazase y también la miró y le susurró.

-Te quiero, te quiero, te quiero...


Ella sonrió y quiso hablar, pero ya no pudo, porque él la agarró por la cintura y besó esos labios que soñaba con besar desde la primera vez que la vio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario