Páginas vistas en total

sábado, 21 de noviembre de 2015

Os dejo con este fragmento de esta noche volveré a buscarte




Porque a veces hay pasiones desbordantes ;) 


“Cuando llegaron al portal de su edificio, ella abrió la puerta y le miró con unos ojos que le brillaban aún más, reflejaban su color verdoso. En ese momento, mientras se introducían en la vivienda, no sólo fueron unos besos. Las manos de Javier se movían buscando la calidez de su cuerpo, por debajo de su ropa, buscando descubrir su piel. Mientras ella llamaba al ascensor, él la besaba en el cuello y su mano acariciaba su pecho. 

 Cuando entraron en su casa, los besos siguieron con las caricias.

 Sus ropas fueron cayendo. Se amaron con cariño, con pasión, como dos personas que necesitaban que se les quisiera con locura, que en el otro sólo estuviera el pensamiento de amarlo con plenitud. Fueron horas de descubrir sus cuerpos, de admirar la belleza del otro, de darse placer, de hacer el amor una y otra vez. 

 Cuando la tarde se acercaba a su fin, con ella acurrucada sobre él, se taparon la desnudez que antes tanto habían buscado. Los dos habrían permanecido así un tiempo indefinido, quizás hasta la noche, en que habrían tomado cualquier cosa y se habrían vuelto a unir, pero a veces todo dura demasiado poco.”



2 comentarios:

  1. Una y otra vez,mientras la vida me deje unos segundos de cordura,siempre que el tiempo nos dé una oportunidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Totalmente de acuerdo con tus palabras.

      Eliminar