Páginas vistas en total

miércoles, 10 de octubre de 2012

Mis pequeñas anécdotas llenas de humanidad como escritor. En Sant Jordi con Silvia Bonilla Campayo.



Ese día en mi última firma, que era de 7 a 8 de la tarde, de ejemplares de la novela “Siempre habrá un lugar para soñar” de ediciones Carena, estuve firmando hasta las 9 de la noche, cuando terminé me marché para cenar, cuando habían transcurrido unos 10 minutos me llamó el editor al móvil, me dijo que acababa de llegar una persona para que le firmase la novela.

No me lo pensé, decidí retroceder sobre mis pasos y regresé al puesto de las Ramblas, cuando llegué me contó que venía en Metro, hubo un accidente y la línea estuvo interrumpida cerca dos horas, en vez de dar media vuelta y regresar, esperó pacientemente y cuando se abrió a la circulación, decidió continuar, aunque sabía lo difícil que era que estuviera, no cesó en su empeño, en su ilusión y llegó hasta Las Ramblas más allá de las nueve, cuando sabía que mi firma estaba programada de 7 a 8 horas.

No se rindió y consiguió la dedicatoria, fue la última que hice el día de Sant Jordi.

Gracias Silvia Bonilla por venir, esta es la la foto de esta pequeña historia.

Si deseáis poneros en contacto conmigo, este es nuestro correo:

siemprehabraunlugarparasonar@yahoo.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada