Páginas vistas en total

jueves, 26 de julio de 2012

“Es imposible no leer tu libro desde el corazón pues es precisamente ese lugar desde donde lo has escrito”


Un pequeño fragmento del comentario de Manuel Vilaro Pombo “Es imposible no leer tu libro desde el corazón pues es precisamente ese lugar desde donde lo has escrito”

He leído tu libro Luis, y me has sorprendido otra vez. Todos somos distintos Luis, razón por la cual nunca dos personas leen el mismo libro, por ello he de reconocerte que en esta ocasión sentía una alarmante predisposición a que me gustara, aún antes de leerlo, y ello quizás fuera debido al hecho de haber leído el primero (no se porque intuía que el segundo tendría mucho que ver con el primero), o quizás a la extrema amabilidad con la que siempre me has tratado. La cuestión es que, desde la primera hoja, me he dejado llevar por el proceso mágico de inmiscuirme en el mundo narrado. Me sigue dando la sensación de que el omnisciente narrador se confunde con el autor de la obra, que el narrador no es un testigo ficticio de la acción, que no sólo se dedica a contar la historia. No he apreciado ni un personaje plano, todos tienen una profundidad psicológica y moral que me ha emocionado, los personajes evolucionan, cambian, mejoran, sufren, luchan…no se rinden. Sigues dominando con especial maestría el arte de integrar muchos personajes y todos importantes, de introducir historias cruzadas unas con otras sin perder ritmo narrativo, de presentar hechos en un orden distinto a aquel en el que se produjeron sin extraviar al lector. Es imposible no leer tu libro desde el corazón pues es precisamente ese lugar desde donde lo has escrito. Sin lugar a dudas puedes estar orgulloso de tu obra, a mí me corresponde enorgullecerme de haberla leído.
Un abrazo enorme, espero con ansiedad tu próxima obra.”

Gracias Manuel Vilaro Pombo por este precioso comentario de la novela “Siempre habrá un lugar para soñar”, de ediciones Carena, muchas gracias.


Este es nuestro correo para lo que deseéis:

siemprehabraunlugarparasonar@yahoo.es


sábado, 14 de julio de 2012

Nunca pude soñar recibir una crítica como la que me ha hecho José Membrive en su blog besos.com


 
Nunca pude soñar recibir una crítica como la que me ha hecho José Membrive en su blog besos.com

GRACIAS

Siempre habrá un lugar para soñar

Una declaración de amor entre la literatura y la vida

  Y los sueños caminan por las calles




Luis Anguita está tan empeñado en buscar un ámbito propicio a la felicidad que ha acabado por encontrarlo en Mare, un pueblo situado entre acantilados coruñeses, frente al imponente océano de los atlantes.



"De repente, se me erizó la piel y me tembló todo el
cuerpo. Frené de golpe, ni siquiera me fijé si algún coche venía detrás de mí. Aparté como pude el vehículo de la carretera y me quedé mirando mientras lloraba como un tonto. No podía ser. Miraba una y otra vez temiendo que fuera un espejismo y desapareciera de mis ojos. Allí estaba la bahía. Era el lugar que estaba buscando. Había llegado por una carretera distinta al de la otra vez. Era la visión del pueblo desde el lado contrario al de la primera vez. El mar volvía a estar azul, el sol brillaba con fuerza, mientras empezaba a perderse en la lejanía en un horizonte que parecía no tener fin. Su luz se reflejaba en el mar.
El pueblo se veía allí al fondo. Me parecía que hasta distinguía el hotel donde me alojé aquella noche, quizás ella estuviese allí.

Lo conseguí, lloraba de felicidad...Me fijé en un letrero
que había pasado con el coche sin darme cuenta, retrocedí
hasta él y allí aparecía el nombre del pueblo, se llamaba Mare.
Me quedé contemplándolo como si de repente me diera cuenta de que ese era el lugar que estaba buscando, no sólo durante ese viaje, sino durante toda mi vida...Mi corazón latía cada vez con más fuerza y me sentía muy nervioso, cuanto más me acercaba a él, más temía que todo hubiera cambiado y el sueño se desvaneciese."

 

Pero, si sus paisajes están extraídos del paisaje, sus héroes, los llamados a gozar de la vida en plenitud, pululan también por la vida cotidiana ni están aislados de las contingencias del mundo.
Todo lo contrario, son personajes sencillos, expuestos a la crueldad que envenena muchos rincones de nuestra geografía íntima y social, con un propósito predominante: su anhelo de vivir en armonía, su seducción por la vida en plenitud. El amor, la amistad, la ayuda mutua cae como fina lluvia otorgándole un atractivo irresistible a sus humildes vidas.
La naturaleza constituye el personaje principal, el marco del que surgen, como encarnados, todos los demás. Gerardo, encuentra el sentido a su vida cuando da con el lugar adecuado; los demás parecen fruto del lugar exacto en el que viven, incluso el personaje oscuro que se encarna en la noche, en el filo terrible de la dentadura marina, entre cañaverales y sombras.  El miedo, el amor son emanaciones de la naturaleza, del paisaje, del la estación y los personajes se van dejando seducir por lo más hermoso de la naturaleza mientras colaboran para rescatarse mutuamente cuando el naufragio hace acto de presencia. Poco a poco, a medida en que te adentras en las páginas de su libro comienzas a olvidar la frontera entre la vida y la literatura y a sentirte uno más de los personajes que, con serenidad y determinación, están buscando el lugar que dé sentido a sus vidas.

Al margen de las consideraciones artísticas, Luis Anguita es un gran seductor literario, la música de sus páginas se va transmitiendo de lector a lector, pero es tal la autenticidad que transmiten sus líneas que los lectores violan el pacto literario y, en lugar de querer indagar inmediatamente sobre el autor, sienten una necesidad imperiosa de conocer a la persona.
Si alguien es capaz de convertir a sus lectores en personajes y a sus personajes en ciudadanos comunes, creíbles es que ha conseguido unir dos mundos que se complementan y se necesitan: el de los afectos, el de los sueños y el de la vida.
Al unir vida y literatura es como si la musa de Luis Anguita se hubiese encarnado en él permanentemente, para convertirlo en un personaje real enormemente seguido por sus lectores.

Las trescientas personas que llenaban el aforo coruñés en su presentación, y los cientos y cientos de lectores que buscan la dedicatoria del libro en presentaciones, firmas y correos, buscan más que la firma de un autor, están seducidos por la fuerza benefactora que la buena literatura derrama entre sus lectores, especialmente en época de crisis. Nada de literatura evasiva, la vida puede ser embellecida por la literatura directamente.
El secreto de los humildes personajes de esta novela es su capacidad para transformar los grandes embates que sufren, en pequeños momentos de amor, de amistad, de esfuerzo compartido. Y Luis es percibido como la encarnación de sus personajes. Por eso da la impresión de que cuando firma libros, cuando es abrazado por gente que nunca lo ha conocido, cuando hace que sus lectores se desplacen quilómetros y quilómetros con la excusa de una dedicatoria, sus seguidores están pasando a formar parte de las páginas de la otra obra literaria de Luis: la de su vida. Luis lleva la vida a los extremos de la literaturización más auténtica y la literatura a los extremos de la vida más nítida. Es como si su obra fuera el eslabón perdido entre la felicidad que uno experimenta al leer sus novelas y la que experimenta al vivirlas, como lector-personaje, ya abducido, irremisiblemente por el mundo de este singular autor. Es lo que tiene la autenticidad: la musa decide apropiarse del mundo del escritor y fagocitar a todos sus lectores.
Dentro de unos años Luis Anguita, además de un fenómeno literario, pasará a ser un fenómeno social, que traerá de cabeza a críticos, sociólogos y, tal vez, politólogos. Pero mientras eso ocurre, disfrutemos de la poesía que emana de sus páginas de esa prosa, tan suya, tan nuestra.



jueves, 5 de julio de 2012

¡QUERÉIS LA NOVELA DEDICADA!









Desde las librerías Troa Avir y Maside de La Coruña han lanzado una promoción en la que si compráis la novela "Mi lugar Mi pequeño sueño” de ediciones Vitruvio o “Siempre habrá un lugar para soñar”, de ediciones Carena, la recibes dedicada por mí.
No olvidéis decirles que se pongan en contacto conmigo para que os la dedique.

Además te la envían a casa.

Os dejo sus enlaces:
Troa Avir:
Teléfono: 981 273 117

E-mail: avir@troa.es


Librería Maside:
Teléfono: 981 223 080
E-mail: libreriamaside@mundo-r.com


Si queréis poneros en contacto conmigo este es nuestro enlace:


siemprehabraunlugarparasonar@yahoo.es